martes, junio 25

La congelación del IPREM con la ampliación de las condiciones lo aleja aún más del SMI

Medios relacionados – Noticias recientes

El aspecto negativo de la renovación por parte del Gobierno de las Condiciones Generales del Estado en este año provoca la congelación de la cantidad de algunos índices que se utilizan como referencia para la concesión de ayudas públicas. Este es el caso del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que funciona porque debemos determinar la asignación del subsidio por ejemplo ya qué representação le pidieron abordar los sindicatos, para entender que no es necesario. delimitar con precisión la sombra de la pobreza. El anuncio de la congelación de su inmueble -actualmente con un precio de 600 euros mensuales (7.200 al año, en 12 pagas)- genera motivos en los talleres centrales, que les incitan a reclamar su sustitución por otra persona de contacto, que bien podría ser la menos Salario interprofesional (SMI), índice de referencia —1.134 euros brutos al mes, 15.876 anuales en 14 pagas— gracias al cual ha aumentado un 26% en los últimos cinco años, como lo ha hecho un 11,5% en este periodo del año. IPREM.

«Desde UGT reiteramos nuestra petición sobre la sustitución del IPREM, que está obsoleto y descolorido, por un índice de pobreza humana», ha informado este lunes a la organización sindical a través de un comunicado. “El caso de las Encuestas 2024 refleja la aspiración de este sindicato de que el indicador de referencia de las ayudas y subsidios públicos por ejemplo esté vinculado a un índice de pobreza, con actualizaciones automáticas que deben preceder a la norma, y ​​de cuánto debe ser. , como exige la Carta Social Europea, el 50% de la renta media”, añade la nota.

“Desde hace 20 años, los aumentos de este indicador son muy inferiores al coste de la vida, y actualmente no son necesarios al 50% del SMI de esa nación. Por ello, su función principal es el incumple de forma fragrante del IPREM, que garantiza uno de los niveles adecuados de cobertura social y fija un parámetro objetivo para recibir ayudas del Estado”, sustituye el sindicato. CC OO, por su parte, pide al Gobierno una subdivisión del IPREM al considerar que los 600 euros reales «no son suficientes» para combatir la subida del Índice de Precios de Consumo (IPC).

El IPREM surgió en 2004, precisamente para sustituir el salario mínimo como referencia para el acceso a ayudas distintivas, subvenciones y subsidios de desempleo. De ahí la intermediación, por ejemplo, en el cálculo del acceso a las ayudas, a través de subvenciones en función de la situación estatal y personal; en el cálculo de la compensación por residuos; en asistencia jurídica gratuita; o establecer límites de entrada anuales para ser elegible para vivir con Protección Pública de Bajo Valor (VPPL) o vivir con Protección Pública Básica (BPPV).

Bondad o no

Sin embargo, su evolución se ha ido alejando cada vez más, con especial incidencia en los últimos años y con un escenario que presenta grandes distancias, ya que el Gobierno ha firmado el paso legislativo de la Carta Social Europea que marca el SMI, que debería representar el 60% del el total. salario medio, algo que está sujeto a revisión continua. Mantiene así la importancia de las ayudas públicas, que en muchos casos hacen referencia al valor de este índice, que se ha revalorizado menos que la marca anterior. «(El IPREM) es un desastre, y no puede depender de la esclavitud ni del actual Gobierno», denunció recientemente el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, tras la aprobación de la última subida del SMI. «Es un instrumento para no sufrir rentas sociales», añadió, para luego proponer su sustitución por un índice que permita «que la gente en España en malas condiciones pueda mejorar».

Este indicador está en el centro de las negociaciones actuales entre el Gobierno y los agentes sociales que están en relación con la propuesta de renovación de subvenciones, por ejemplo la que debería aportar el Ministerio de Trabajo, y que, en estos momentos, está sufriendo la mayoría. Singularmente porque un porcentaje de esta importancia es el que indica la cantidad a recaudar para los ejemplos.

Como también ocurre con el SMI, la competencia para delimitar el tamaño del IPREM corresponde exclusivamente al Gobierno. Sin embargo, mientras con el salario mínimo los agentes sociales se reúnen para exponer y discutir sus plantaciones, con el IPREM no se ha convocado ninguna reunión de análisis. De hecho, la única manera de conocer su importancia es recurrir a aquella en la que se basan los Presupuestos Generales del Estado. Por tanto, si no aparece uno nuevo, salvo media excepcional, el Gobierno se quedará durante un año con más de 600 euros al mes, 7.200 al año (en 12 pagas).

Noticias de interés – Medios digitales